En FULLMADER realizamos el pulido y lijado de pisos de madera en todo tipo, por ejemplo: parquet, entablonado, tarugado a la vista o entablonado a la americana o a la inglesa, largos varios o largos fijos, pinotea, etc.

Este trabajo se realiza cudadosamente quitando y borrando todo tipo de imperfecciones del suelo: manchas, rayaduras, golpes, deterioro, daños en general.

Así, la tarea de pulir un piso de madera debe ser perfecta, cuidadosa y detallada, siguiendo las normas y procedimientos rigurosos. Bajo estos parámetros, en FULLMADER utilizamos pulidoras de última generación con aspiración máxima de polvo, sin generar polvo o residuos en el suelo y/o ambiente.

Para la primera etapa o destroncado, utilizamos pulidoras de rodillo abierto o expansivo o de banda con 4 pasadas sucesivas de lijas, comenzando con grano 36, luego otra pasada general con grano 60 y terminando con grano 100. El lijado final lo hacemos con pulidoras rotativas y discos abrasivos de grano 150, obteniendo un nivelado perfecto, libre completamente de risados o marcas en la madera.

Terminado el proceso de pulido, y antes de plastificar o hidrolaquear el piso, o proceder a su teñido (según corresponda y Usted prefiera) toda el área debe ser limpiada con absoluta conciencia, eliminando todo residuo de polvo del piso, paredes, zócalos ventanales. Para este trabajo usamos aspiradoras industriales de gran potencia. A continuación, para eliminar cualquier tipo de residuo o impureza, se le debe pasar al piso un trapo húmedo varias veces.

Siendo esta la base fundamental para la correcta aplicación de las lacas plastificantes que lo protegerán y harán resaltar la belleza de la madera. Utilizar las mejores lacas es de suma importancia, ya sean las mismas de base acuosa o al solvente.